{{ moto.label }}
Promoción
 
{{(moto.raw_price | currency : "$" : 0 | replace:',':'.')}}
{{ moto.raw_price | currency : "$" : 0 | replace:',':'.' }}
10 de julio del 2017

10 consejos útiles al financiar una moto

10 consejos útiles al financiar una moto

financiar-moto

Si estás pensando en la financiación como herramienta para alcanzar tu sueño de comprar o cambiar tu moto, debes saber que tienes muchas opciones para hacerlo y que escoger una u otra dependerá de varios factores a tener en cuenta. ¡Nunca decidas a la ligera!, recuerda que la financiación es una ayuda y no debe convertirse en un problema a futuro.

Encuentra a continuación 10 tips que te llevarán a financiar tu moto sin tropiezos. 

1. Sé objetivo y sincero en cuanto a tus posibilidades

Se vale soñar, claro que sí, pero, al momento de adquirir una moto nueva con financiación también debe ser necesario tener los pies sobre la tierra y escoger una moto que se ajuste a tus posibilidades económicas, la cuota inicial y tu capacidad de pago son indicadores que te pueden ayudar a tomar la mejor decisión.

2. Ten en cuenta la cuota inicial

Lo ideal, es que la cuota inicial del préstamo represente un porcentaje significativo del valor total a pagar, esto ayudará a que las cuotas restantes no te queden tan altas y el plazo sea menor, así como los intereses asociados al crédito.

Existen opciones que te permiten financiar un 100% del valor total de tu moto, pero, lo aconsejable es que tu cuota inicial sea al menos del 20%.

Recuerda que el valor de tu cuota es la sumatoria de:

Un tip que te ayudará a reducir las cuotas mensuales a futuro es realizar un ahorro con gran volumen para utilizarlo en un abono de capital, lo que le ayudará a costear más fácil las siguientes cuotas.

3. Encuentra el balance entre tus ganancias mensuales, el porcentaje de las cuotas mensuales y el número total de las mismas.

Asegúrate de que las cuotas a pagar mensualmente no te quiten un gran porcentaje de tus ganancias mensuales, no tiene sentido quedarte sin el 50% de tu sueldo de un solo golpe, pero, tampoco deben suponer un monto demasiado pequeño, como por ejemplo un 5% de tus ganancias porque de esta manera crecerá el número de cuotas requeridas para condonar el total de la financiación y con esto los intereses totales.


4. Investiga las opciones de financiación disponibles

Las entidades bancarias así como las marcas de motos ofrecen interesantes opciones de financiación. Usualmente los bancos ofrecen los siguientes 3 tipos de créditos para este fin:

Normalmente, las marcas o las entidades aliadas ofrecen créditos ajustados a las necesidades del solicitante, con cuotas mensuales ajustables, con requisitos mínimos y tiempos de aprobación más cortos. Solo investigando a profundidad lograrás tener la información necesaria para luego comparar y analizar cuál opción de financiación elegir.

Un ejemplo claro de ello es ProgreSer que además de ayudarte a financiar tu moto, cuenta con un gran portafolio de seguros que te respaldan y hacen más cercano tu sueño de comprar moto. Contarás con:

-Seguro de vida.

-Seguro de desempleo.

-Seguro de accidentes.

-Seguro de Robo.

-Garantía Extendida.

Y beneficios cómo:

-Pre -aprobación del crédito inmediato. 

-Sin Cuota Inicial.

-Sin Experiencia Crediticia.

-Sin Prenda.

-No cobran estudio del crédito.

-Financiación hasta del 100% de tu motocicleta Honda, más documentos.

-Financiación para empleados, independientes o pensionados.

5. Conoce con anterioridad los requisitos generales para acceder al crédito

Los procesos y requisitos de financiación no son los mismos en todas las entidades, por esta razón es necesario que indagues con anterioridad qué documentos y situaciones puntuales debes cumplir.

Generalmente te encontrarás con los siguientes requisitos:

Tener capacidad de endeudamiento

Simplemente, debes demostrar que tienes capacidad de pagar el dinero solicitado.

Ser mayor de edad

Los menores de edad no están en la facultad de adquirir un crédito bancario

No estar reportado como deudor moroso

Estar reportado como moroso en Datacrédito te impedirá acceder al crédito, por esto, debes procurar tener un buen historial crediticio.

6. Familiarízate con la terminología de los créditos

Conocer conceptos y terminologías propias del proceso de financiación te permitirá entender mejor lo que estás a punto de adquirir y evitar sorpresas a futuro.

Entre los términos que debes tener en cuenta están:

TAE (Tasa Anual Equivalente)

Indicador que refleja el costo de un producto financiero, en nuestro caso, el crédito para financiar una moto. El TAE incluye comisiones y gastos.

TIN (Tipo de Interés Nominal)

Indicador que refleja el interés que te cobrará el banco o la financiera por prestarte el dinero. Este no incluye comisiones y otros gastos.

Comisión de apertura y de estudio

Es el dinero que se cobra por la formalización del préstamo a razón de los gastos administrativos.

Comisión por amortización anticipada

Cantidad de dinero que se cobra en caso de que el deudor amortice parte del préstamo anticipadamente.

Comisión de cancelación total

Monto de se cobra en caso de que el deudor cancele el valor total de la deuda antes de tiempo.

7. Utiliza los simuladores de crédito

Un buen ejercicio antes de tomar una decisión, es utilizar los simuladores de crédito. La mayoría, si no todas las entidades y marcas de motos cuentan con uno. Solo debes ingresar datos como el tipo de moto que deseas, el valor a cotizar, la cuota inicial, así como el plazo que necesitas para pagar. De esta manera podrás calcular y tener una aproximación muy fiable de qué esperar con tu futuro crédito.

Accede al simulador de financiación de Motos Honda aquí.

8. Ten en cuenta que además del gasto de tu moto, tendrás algunos más asociados a ella

No te alarmes, estos gastos no representan gran cantidad de dinero, pero es bueno no perder de vista el pago de la matrícula de tu moto, alguno que otro seguro, así como los impuestos pertinentes.

9. ¡Aprovecha las promociones!

Seguramente ya lo sabes pero se vale recordarlo, es buena idea indagar y por supuesto aprovechar las promociones que coincidan con el tiempo en el que vas a adquirir tu moto, recuerda que estas son de carácter estacional y es posible que no las vuelvas a ver en un futuro. A modo de ejemplo, puedes encontrar promociones ofrecidas directamente por las marcas donde se disminuye en un porcentaje el valor de la moto y también promociones ofrecidas por sus financieras donde se entregan bonos para invertir en la cuota inicial del crédito.

10. Hazlo realidad

Una vez hayas investigado, comparado, seguido los 9 anteriores consejos (al menos la mayoría) y sientas que conseguiste la opción perfecta de financiación, ¡no des un paso atrás!, pues en definitiva has encontrado la herramienta que te permitirá realizar el sueño de comprar moto y con ello cumplir mucho sueños más.