{{ moto.label }}
Promoción
 
{{(moto.raw_price | currency : "$" : 0 | replace:',':'.')}}
{{ moto.raw_price | currency : "$" : 0 | replace:',':'.' }}
17 de octubre del 2019

Las mujeres moteras que han hecho historia

Moteras Históricas

mujeres moteras

Sin duda la palabra motocicleta pertenece al género femenino… Y es que las mujeres que conducen moto no pierden su feminidad, por el contrario, son mucho más felices.

La motocicleta ha sido un símbolo de rudeza y masculinidad, esa evolución icónica del Cowboy el vaquero y su caballo, sin duda una imagen que por décadas perteneció a los hombres ahora recibe con gran acogida al género femenino que las montan como parte de su cotidianidad, de sus trabajos y sus estilos de vida. En la última década las mujeres se han abierto paso entre el tráfico de las ciudades e incluso emprenden largos recorridos de una ciudad a otra.

Pero este hecho no es nuevo, a continuación, les contaremos de algunas mujeres moteras que han hecho historia.

Sally Halterman: Las mujeres se pusieron a los mandos de los vehículos de motor desde sus inicios, a pesar de que no les concedían permiso de conducción. Sally Halterman fue la primera mujer con permiso de conducir motos, en el año 1937.

Avis y Effie Hotchkiss: Madre e hija, se subieron en 1915 a una Harley Davidson 11F con sidecar para recorrer de costa a costa los Estados Unidos. Un trayecto de 14.000 km y dos meses de duración hasta llegar a la Feria Mundial de San Francisco. Son las primeras de las que se tiene constancia que recorrieran este trayecto.

Della Crewe: En ese mismo año, Della Crewe se compró una Harley Davidson con la que recorrió casi 9.000 km por varios estados de EE.UU. en compañía de su perro.

Augusta y Adeline van Buren: En 1916, las hermanas Augusta y Adeline van Buren viajaron durante dos meses de Nueva York a Los Ángeles a lomos de sendas Indian Powerplus. Una travesía de 8.900 km durante el que llegaron a ser detenidas por llevar pantalones.

Fay Taylour: Ya en 1924 encontramos a una de las primeras mujeres moteras que pudo competir, Fay Taylour. Esta irlandesa, conocida como “Queen of the seepdway” y como “Dirt track queen”, consiguió, gracias a su tesón, que le permitieran participar en carreras de motos.

Nancy y Betty Debenham: Las hermanas Nancy y Betty Debenham fueron dos apasionadas de las motos que participaban en pruebas y tenían en 1927 su propia columna en la publicación Cars and motor-cycles.

Bessie Stringfield: Más duro, si cabe, lo tuvo Bessie Stringfield, la primera mujer afroamericana que se subió a una moto. Lo hizo con solo 16 años (en 1927) y viajó por EE.UU. en solitario hasta en ocho ocasiones. En los años 50 fundó el Iron Horse Motorcycle Club. En 1953 ganó una carrera disfrazada de hombre, pero le denegaron el premio al descubrir que era mujer.

Dorothy Robinson: Entre los años 30 y 40 Dorothy Robinson luchó por el derecho a participar en carreras de motos. Consiguió grandes logros gracias a lo que accedió al Salón de la Fama de la American Motorcyclist Association.

Theresa Wallach y Florence Blenkiron: Mucho antes de que existiera el París-Dakar, en 1935 Theresa Wallach y Florence Blenkiron se lanzaron a recorrer África de norte a sur. Fueron las primeras mujeres que recorrieron el continente en moto.

Anke-Eve Goldmann: La piloto alemana Anke-Eve Goldmann tiene el honor de haber ganado el primer campeonato de motos femenino, organizado por la Women International Motorcyclist Association y disputado en el circuito de Hockenheim en 1961.

Participaron un total de 12 mujeres moteras procedentes de todas las partes del mundo, quedando Anke-Eve Goldmann con su BMW R69.

Ingeborg Stoll – Laforge: Pasa la historia por ser una habitual en los podios del Mundial de Sidecares durante la década de los 50, situándose entre los mejores pilotos del mundial. Famosa en el mundo entero, competía junto al francés Jacques Drion, falleciendo en 1958 junto a su compañero, tras sufrir un accidente en la República Checa.

Taru Rinne: Posiblemente Taru Rinne sea la mujer con el mejor palmarés a lo largo de la historia del Mundial de Velocidad. Esta finlandesa debutó con apenas 18 años recién cumplidos en el Gran Premio de Suecia, en 1987, siendo muy criticada por el simple hecho de ser mujer.

Unas críticas que lejos de intimidar a Taru, sirvieron para motivarla, llegando incluso a liderar la prueba celebrada en el circuito de Hockenheim, quedando finalmente a tan sólo 10 segundos de Alex Crivillé, que fue el ganador.

El buen papel desempeñado por Taru Rinne invitó a otras mujeres como Daniela Tognoli y Tomoko Igata a participar en Grandes Premios de velocidad.

Estas son solo algunas de las mujeres que han hecho historias, esperen en un próximo artículo la continuación hasta la actualidad.

Si quieres saber más del sentimiento de la mujer motera, te invitamos a leer nuestro artículo: Mujeres motociclistas: 5 cosas que solo ellas entienden