{{ moto.label }}
Promoción
 
{{(moto.raw_price | currency : "$" : 0 | replace:',':'.')}}
{{ moto.raw_price | currency : "$" : 0 | replace:',':'.' }}
21 de agosto del 2019

Las victorias entre el agua, las montañas y el Dakar

Christian Cajicá en el Dakar

Christian Cajicá en el Dakar

A Christian los retos lo inspiran y lo motivan cada día, en el pasado, era competir  en el Dakar y hoy sueña con poder ganárselo. Conoce todos los triunfos de Cajicá, el piloto que representa a Colombia y a Honda en el Rally Dakar.

Su primer logro como profesional, fue convertirse en el campeón nacional de motos de agua, sí de agua, pero para entender este primer triunfo, debemos remontarnos a su adolescencia. Su padre Héctor, también piloto de motos, tenía en su casa una moto acuática guardada en el garaje. Un día Christian y con la curiosidad juvenil, decidió usarla, a partir de ahí, ella se convertiría en  la primera compañera de Cajicá para ser campeón.

Compitió en varios torneos que se realizaban en diferentes lagos del país, entre ellos: La Maratón del Magdalena, en el Valle del Cauca, en Girardot y El Prado. Todo esto, lo logró teniendo tan solo 20 años. Fue en ese mismo tiempo que personalidades del gremio del motociclismo pudieron observar su talento, ofreciéndole participar en la categoría de cuatrimotos de la cual se enamoró profundamente.

Paso del agua a la tierra, como si fuera un anfibio que del mundo acuático pasa a disfrutar de la tierra firme. Allí, logró ser también campeón nacional de motocross y de rallys en cuatrimotos. Después de estos triunfos y muchos años de aprendizaje, su objetivo deportivo se transformó con miras hacia el DAKAR suramericano.

Cajicá, logró recorrer 2 desafíos Incas en Perú. Esta fue una experiencia que lo marcó de por vida, pues aunque su preparación tanto física y mental fue en la Guajira, la inmensidad del desierto peruano era atemorizante, el viento, la arena y las montañas de color dorado, no era nada parecido a nuestro territorio Wayúu. A partir de esto, se fue con la experiencia a casa y a prepararse  para afrontar esa, la carrera más peligrosa del mundo, El Dakar.

En 2015 y a sus 31 años, hizo lo que siempre soñó, terminar todas las etapas del Rally Dakar y tener en su manos y colgada en el pecho la medalla del reconocimiento. Él denomina esto como su mayor triunfo profesional hasta ahora, pues sabe que logró lo que muchos pilotos han perseguido por años. 


Cajicá dice que ver el Dakar por televisión es algo muy poético y embellecedor, hace pensar que cualquiera lo puede ganar, pero la realidad es que detrás de ese hombre que se ve en pantalla, hay un esfuerzo enorme, donde el cuerpo y la mente están luchando cada segundo contra el clima y el poder de la máquina y que cuando dicen que es la carrera más peligrosa del mundo, es porque es verdad y no es un acto publicitario para venderla. 

“La sensación de miedo siempre está presente, pero la experiencia me ayuda a manejar ese sentimiento. Lo que hago, es convertir ese temor a mi favor para poner a la mente y al cuerpo en estado de alerta”. 

El piloto de Honda, tuvo dos grandes retos los cuales ya cumplió. El primero era culminar todas las etapas del Rally Dakar, y el segundo, era competir con una moto construida con mano de obra 100% colombiana. Ahora tiene otro reto más grande y es lograr competir en el Campeonato Mundial de Rally.

Ingresa al siguiente link y conoce la vida que hay detrás de este gran piloto https://motos.honda.com.co/honda-te-cuenta/blog/christian-cajica-vida-familia-y-dakar